Alex

 

Diego Latorre, 2010. Óleo sobre madera, 52×40.

  Había quedado con Alex en mi casa para hacer unos cafés y comentar el plan para la próxima  salida a Horta de San Joan. Perdernos unos días en la montaña y poder acabar una intervención del Equipo Boc, es decir, el y yo. La habíamos empezado, unas semanas atrás. En las laderas del Cim del Llop, que están justo al lado de Mas Quintet. Un lugar remoto donde durante un tiempo, las pezuñas y el rabo de la bestia de Picasso, rondaron a sus anchas por la magia de su entorno.

  Cuando estábamos arriba, en el taller de mi casa, Alex decidió rodar por primera vez el video de una de mis ejecuciones pictóricas. Con óleo, pincel, madera y mi cámara de móvil.

  Tenía claro que la obra iba a ser un vómito, espontáneo, veloz. Decidí pintar un retrato de Alex, que lo utilicé de modelo mientras rodaba.

  Quería plasmar su estado de ánimo, un poco a mi manera. Aunque ambos nos conocemos desde hace muchos años, por suerte. Toda una ventaja que hacía que la obra se creara sola, con seguridad, con conocimiento. Capté el espíritu oculto, elaborado con la savia de las raíces del arte, el viento y bla, bla, bla…

 

  Si te digo la verdad, el mundo del Arte, como tú  y muchos otros artistas sabemos, es un cuento chino. Decorado con guirnaldas y mentiras agradables. Hablado en multitud de lenguas, de colores, de pinceladas de millones de artistas. Cada loco miente a su manera. En una gran farsa floreada de ideas, que fluyen y luchan para olvidarnos de vez en cuando de la realidad, de nuestra alegría, de nuestra tristeza…

  Nuestras pequeñas patrañas en común se convierten siempre en grandes momentos para nosotros. Otras son desfogues contra las piedras, terapias y risas. Son un buen Priorato, o el dulce  amargo de nuestras cervezas.

  Esto que te cuento, que quede entre nosotros. Aunque no es un crimen mentir, mejor hacerlo que matar, que destruir, que callar…

  Que lo disfrutes o que lo destroces, bien sabes que yo no lo quería pintar. ¡Y  piensa que el próximo te lo cobro!

 

 Dedicado a  Alejandro Domingo, gran amigo y gran artista.

  Diego Latorre,    Sábado,  2 de Octubre del 2010

2 Replies to “Alex”

  1. Te entiendo perfectamente, yo tampoco quería dejar este comentario, ni decirte lo mucho que me gusta el retrato, ni lo buen “mentiroso” que eres, pero ya lo sabes buen amigo, no podemos hacer nada para evitarlo.
    Gracias

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s