Perro Guardián

 

Diego Latorre, 1991. Lápiz y óleo sobre papel. 21×29.

  Mi perro guardián ¡muerde! porque no ladra. Defiende su territorio y marca con su orina todas las farolas de las calles abatidas por las guerras , y a todos los portales de los señores que crean las injusticias. Ataca a las piernas de los malditos dictadores que salen siempre huyendo, arrepentidos, con los trajes destrozados, perdiendo los zapatos…

  Hinca los dientes y destroza con sus fuertes mandíbulas a la codicia de los que permiten seguir echando el veneno dichoso a todos nuestros mares, a la Tierra, al cielo… Y Marte que se vaya preparando, por no hablar de la Luna. ¡Hay que ver cuanta mierda tóxica generamos!.

  Mi perro enfadado, con sus fuertes garras hace añicos la enciclopedia completa por fascículos de todos los fanatismos religiosos. Raramente mueve el rabo de contento, tiene mucho trabajo en defender su sistema.

  Aunque a veces se pone muy contento cuando le acarician y le dan mimos, en el fondo es muy manso, tan solo pide Amor y Respeto.

Diego Latorre,  Noviembre 1991.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s