Vacaciones por Desahucio

Diego Latorre, 2011. Caobina, látex y pigmentos sobre lona. 146×114.

     

                                                         Detalles

  Querido Doctor, he de abrir de nuevo las ventanas de mi morada, necesito un poco de aire fresco para aclarar mis ideas. “Vacaciones por Embargo” me ha devuelto la preciada lucidez que me hace ver las cosas más claras.

  Entre pinceles y colores me ausento de mi pellejo y me lanzo sobre un gran lienzo, al vacío, en una nueva obra, un nuevo sueño, un nuevo grito.

  El pez gordo no ha dejado de devorar, durante toda la historia de la humanidad, al más pequeño, al igual que los banqueros con ansias de poder, nos manejan a su antojo, ellos ponen las leyes de su juego y nosotros las cumplimos a rajatabla. Pero los Martínez, por ponerle algún apellido a los protagonistas de mi obra, a pesar de grandes esfuerzos, no pudieron cumplir las normas. Los padres de familia se han quedado sin trabajo y no tienen ni para pienso de los gatos. Ellos al igual que muchas familias son victimas que ahora mismo están en la calle por desahucio. Nadie lo espera y nadie imagina verse fuera de su hogar, pero las leyes son las leyes.

  Desamparados bajo la lluvia, los Martínez, desnudos e impotentes ante la vida, están sin casa y con una maleta llena de deudas, números rojos, en vez de una pala, un cubo o un rastrillo para que los niños jueguen en la playa, con la arena. Mis protagonistas son la carne más jugosa que jamás ha probado el pico afilado del  carroñero del pueblo, el Buitre Banquero Real, porque no se les puede llamar de otra manera. Se comen las entrañas de la gente sencilla y trabajadora que nunca tienen la culpa de nada, los muy cobardes, se aprovechan siempre del débil.

  Doctor, el color es la sangre de mis ideas, el dibujo es un cuchillo afilado, el lienzo es la madre que engendra a mis obras y la raspa en mis cuadros siempre simboliza la abundante escasez que corre por estos tiempos, menos para unos pocos.

  Siento indignación ante este sistema, cualquiera puede ser el siguiente Martínez, pero me siento feliz por poder crear, por ayudar ha intentar cambiarlo todo de color. Estoy seguro de que muchos problemas pronto irán a mejor, el mundo cambiará su rumbo, luchando y sobre todo no hay que comprar nunca un piso a los bancos.

P.D:  Doctor, aunque a veces me cuesta aceptarme, en este mundo injusto, casi siempre le gano la batalla a al olvido, creando sueños. Saludos.

Diego Latorre,   Diciembre 2011.

2 Replies to “Vacaciones por Desahucio”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s