Sentado Espero

    

   

   

   

Diego Latorre, 2012. Una silla, unas botas, yeso, látex y caobina. Obra en proceso

  Querido Doctor, sentado espero a mi destino, al final de mi camino, allá donde los duendes se esconden tras los árboles, donde la primavera cubre con todo tipo de flores, la tierra, la luna y todas  las estrellas.

  Sentado espero a que cambien las leyes, a que los faltos de pan calmen su espera. A que las cimas de las montañas se cubran de sueños cumplidos de almas en pena.

  Sentado espero a que los rostros de las gentes que habitan las calles pinten en sus bocas, sonrisas, en vez de tener todo el día la cara de acelga.

  Y que decir del veneno de las fábricas, sentado espero a que las cubran de tierra y planten sobre ellas, semillas, frutos, para que crezca de nuevo la vida en ellas.

  Sentado espero a la igualdad, sin rangos, sin jerarquía, sin diferencias de clase, sin fanatismos religiosos, ¡ya está bien!,¡todos somos lo mismo!, con tanto creer no se enteran. Tampoco nadie es mejor o peor que nadie por tener más o menos dinero, todos vamos a parar al mismo sitio, por mucho que pagues, con la muerte todos tendremos un duelo.

  Sentado espero al poder verdadero que no es más que la unión de la gente sencilla y trabajadora luchando frente a un mundo injusto, creado al antojo de un puñado de perros carroñeros.

P.D: Doctor, la paciencia es mi virtud, no me canso de esperar. Saludos.

Diego Latorre,   Febrero 2012.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s