El Último Misil, proceso II

de 4

de   de.jp.3

de.2    de 5

Sin título - 6

  Querido Doctor, mi misil no lleva en el vientre pólvora, ni metralla, ni odio, ni venganza. Está relleno de respeto, margaritas y esperanza. Aún no está del todo terminado, he de vaciar sus letras a golpe de lima y he de pintarlo con un tono grisáceo muy oscuro. Voy ha comprar en el chino muchas luces blancas de navidad para iluminar el interior, para que salgan disparados los rayos de luz entre las flores y las letras, que se definirán aún mas, contrastando con el color oscuro. La luz que puede apreciar en las imágenes es de prueba, de pocos vatios, necesito más potencia. Espero que algún día mi misil reviente en el cielo de los necios, de los que prefieren destruir a amar.

PD: Deseo que mi misil sea el último.

Diego Latorre, Diciembre 2012

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s