Soles por Corazones

Soles por Corazones blog

Diego Latorre, 2014. Huevos de poliespan, bastidor de madera, lona de plástico y acrílica. 39×36. Vendido

Querido Doctor,

  He terminado el último trabajo y ahora le dedico un momento para escribir y contarle las cosas que pasan a mi alrededor. Sobre la mesa de dibujo, puedo apreciar, un corazón bien cicatrizado, botes, de conserva, de medicamentos, de refrescos…, que utilizo de recipientes para el color. También posan sobre la mesa, balas de plástico manchadas de sangre reciente, de una guerra incomprensible, y una cámara de fotografiar mil y una sonrisas, estropeada y sin sentido. En la mesa hay un móvil, con tres mensajes de publicidad de Leroy Merlín, y una gran caja de cartón donde guardo decenas de blogs de dibujos, que pinté en el Hospital Psiquiátrico Militar, cuando era joven.

  Los duendes de mi taller se escapan por la ventana y quedo a solas con la música de Josele Santiago que siempre logra emocionarme. Duerme Almoster y la luna canta, de nuevo, una nana para todo aquel,que como yo, no logra concebir el sueño por el calor del verano. Mientras, al otro lado del hemisferio, es de día, en el continente africano. El Ébola arrasa vidas inocentes, no están económicamente preparados, apenas tienen recursos para enfrentar el virus. La sequía sigue quebrando sus tierras, la hace más infértil, como la masa gris de los cerebros que gobiernan este planeta y permiten tantas muertes en uno de los más bellos continentes. Mientras, Mesi y Cristiano, luchan por el balón de oro, más de medio planeta se indigna si pierde su equipo, más de medio planeta saca los dientes y reza para que un esférico logre estamparse en las redes de la portería contraria. Pocos aficionados ven extraño que, tan sólo un jugador, valga cien millones de euros. Mientras muere África, el gobierno español siguen robando a sus ciudadanos, la corrupción es el verdadero deporte nacional, nos tienen agarrados de pies y manos, ¿hasta cuando lo vamos a soportar?.

  ¡¡¡Quiero irme a otro galaxia!!!, ya lo he hablado con Emi, cientos de veces, a una nueva vida, a un lugar donde todos sus habitantes posean soles por corazones, donde a todos se nos trate como a personas, donde nadie sea más, ni menos que nadie, donde se reparta el pan por igual.

P.D: Nos vemos en Enero. Saludos.

Diego Latorre, 2014.

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s