Jornalero

Jornalero blog

Diego Latorre, 2014. Polvo de mármol, látex y pigmentos sobre lona. 146×114.Vendido

Detalles

d.1 d.3

d.5 d

Sin título - 4

Querido Doctor,

  Mi padre, entre otros oficios, y en su juventud, fue jornalero de tierras, de sombrero de paja, de ala ancha, para evitar los rayos del sol. Recolectaba aceituna, esparto, algodón…en la provincia de Jaén. Sudaba por los suyos en el oficio que hiciera falta, para que nada les faltara, fue monstruoso como trabajador y nunca se le cayeron los anillos. Soportó, por desgracia, alguna que otra vez, el, tu sí-tu no, de los señoritos terratenientes. Se dejaba la piel en los campos a pleno sol y en invierno, contaba, que por mucho que tratara de juntar las puntas de los dedos de las manos, intentando formar, la figura de un huevo, nunca lo conseguía, del frió que pasaba en las manos recogiendo las cosechas, desde los primeros, a los últimos rayos del sol. De las miles y miles de hectáreas, a él no le pertenecía ni un solo centímetro, mas bien, ni un milímetro cuadrado, el tan sólo se dedicaba a trabajar y a trabajar… a regar con sudor aquellos campos sin Dios, por un miserable mendrugo de pan, es una manera de hablar, por entonces, ese fue su destino. Así que tuvo que emigrar por dar mejor vida a su familia, un futuro mejor para sus hijos, tuvo que abandonar la tierra que amaba, la misma que le vio nacer y crecer, ¿le suena de algo?.

  Los hijos y algunos de aquellos terratenientes fascistas, son los mismos que ahora imponen las leyes que les convienen. Prefieren un pueblo fácil de domar y realmente nos tienen aterrorizados, con contratos precarios, privándonos de la sanidad, de la enseñanza…Prefieren torturar al pueblo y convertir este bendito país en un corral de ganado ovino, para sacarnos la lana, la leche, el costillar… Tratan, por todos los medios, que volvamos a ser jornaleros, explotando al trabajador por un miserable sueldo. Y encima tenemos que estarles agradecidos, como los pobres de la posguerra ante el maldito señorito.

  Espero que algún día cercano, en este país, el fascismo sea abatido, destruido, que sufran los culpables todo lo que están haciendo sufrir a su pueblo. Que sufran como sufrió mi madre, mi padre y mis abuelos.

PD: En esta obra trato de reflejar la esencia de lo que fue mi padre, un hombre honesto, sencillo y generoso, le sobraba lo que les faltaban a otros, corazón. Saludos.

Diego Latorre, Agosto 2014

2 Replies to “Jornalero”

  1. Hola primo, esa situacion que cuentas en tu nueva obra, tambien la he escuchado en parte en mi padre, trabajar por un mendrugo de pan o simplemente por comer ese dia, segun los senoritos.
    Nunca se me olvida la ultima conversacion que tuve con tu padre. Me dijo: lo mejor que has hecho ha sido irte de esa empresa; Hay senores y senoritos y senoritos que no saben ser senores….
    Tu padre al igual que mi padre toda la vida trabajando duro para sacarnos adelante… Al igual que tener que emigrar de su pueblo natal.
    Estoy contigo en que la situacion actual cada vez se parece mas a la de hace anos y anos. Pero a pesar de todo todavia estamos en un pais de pacifistas quejicas dominados, aunque no se sabe por cuanto tiempo. Pacifistas porque todo el mundo se queja pero nadie hace nada.
    HAce anos en mi pais de residencia actual cortaron cabezas a los reyes… con esto no estoy diciendo que maten a nuestros monarcas sino que si en un pais paso y puede pasar tambien en el nuestro.
    Nadie es invencible, ni necesario por ser un alto cargo sea cual sea su puesto. Simplemente queda esperar y esperar y en cualquier momento salta la liebre como se dice, ya que cada vez hay mas gente desesperada por no poder sacar adelante su familia y se ven en la calle. Cada vez hay mas gente que emigra por no tener nada, cada vez hay mas gente que delinque por no temer a nada porque nada tiene. Que mas podemos esperar?

    Un besazo para toda mi familia y desde lejos te mando suerte con tu nueva obra; Un beso, Os quiero

    1. ¡Hola Chiqui!, sabía que ibas a comentar sobre el texto, porque tu padre, como el mío, sudaron juntos la gota gorda por el miserable mendrugo de pan. Con el tiempo, comprendí porque tenían siempre la palabra, fascista, en la boca, cada vez que trataban de engañarles en los trabajos, los conocían a leguas. Y sí, la liebre creo que ya ha saltado, al menos los señoritos se empiezan a acojonar. Cuando el pueblo tenga voz, seremos libres, es decir cuando cumplan su condena los FASCISTAS, y salga gente honesta, que mire por su pueblo, que también los hay, estoy seguro de ello. Poco a poco van cayendo los chorizos, espero que pronto, no quede ninguno en el gobierno, tiempo al tiempo. Besos!!!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s