ASHIRA

  Ashira blog 1

Diego Latorre, 2014. Tierra, polvo de mármol, látex, pigmentos y caobina. 180×186.

Detalles

d1  d2

d3  d4

d5  d6

Querido Doctor,

  He encendido el fuego y he colocado una mesita cerca de él, junto al sofá, he trasladado aquí el portátil. Desde el salón de la casa-taller le escribo la correspondiente carta tras haber finalizado, después de días de trabajo, Ashira, lo tengo grabado. En cuanto al nombre, es curioso, pensé en inventármelo de la nada y así lo hice, pero la magia de Internet me hizo descubrir que Ashira es un nombre femenino que viene del hebreo y significa ricos, ¡me trae buena espina!. Todo está en la red, me sonaría de algo ese nombre, e iluso de mí, pensé que me lo inventé, vaya usted a saber la de siglos que ese hermoso nombre existe.

  Almoster está en calma, tranquilo, como mi ser, el fuego empieza a enfurecerse y suelta con rabia sonidos extraños que, entre chispas, parecen lamentos, quejidos… que asustan y despiertan a Chancho. Éste dormía en el otro lado de sofá, evidentemente el mejor lugar de la casa, y ahora bosteza y se estira, buscando seguidamente su anterior posición en el momento que el fuego se calme, le conozco. Tengo puestas unas judías y unas patatas en la olla exprés, también se están descongelando unas piezas de carne, esta noche Emi cena en casa, hoy viene pronto del trabajo.

  Mientras, a la Infanta Cristina la sientan en el banquillo de los acusados y a su marido le destierran forzosamente a un diminuto país durante un largo tiempo, algo habrá hecho el buen hombre. Al igual que su mujer o a caso es tonta la infanta, ¿te pongo otra Fanta?. Bueno, eso último pertenece a una pregunta de una canción de Sabina, pero dice realmente, ¿tiene un revolcón o es tonta la infanta, te pido otra Fanta?, lo tengo en los huesos al condenado, y no me refiero a Urdandarin, si no al poeta.

  Y al mismo tiempo, Rajoy, no sabe ya como esconder sus mentiras, se está convirtiendo en todo un profesional, incluso empieza a creérselas de verdad. Y a la vez, mis estrellas iluminan los campos, las playas, las montañas de un país podrido por la corrupción, que pide a gritos un cambio, alguna solución…. Bueno Doctor, como ve, tengo que dejarle, me llama la faena de la casa, ha empezado a pitar la olla y la verdura se hace en diez minutos. Me quito el disfraz de pintor y me pongo el de cocinero, le dejo y espero como siempre que disfrute de mi humildes trabajos, como lo hago yo. Bona nit.

P.D: Gracias

Diego Latorre, Diciembre 2014.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s