Dibujos en el Hospital, II

H.II.2 blog

Querido Doctor,

  Ingresé por la tarde en el Hospital Psiquiátrico Militar de Barcelona y al día siguiente, tuve la primera visita con el Capitán médico, por entonces, Javier Bertrán Delgado, unas de las personas que al cabo de los años me salvó el pellejo. Yo poseía mis lápices de colores, representándolos con lineas de color en mi mano, y una lámina siempre dispuesta. Para entrar en el centro, como ya le conté, me engañaron asegurándome, por mi bien, que iba a ingresar en una escuela de grandes artistas. Lo creí y mandé a mis padres a comprar material artístico, no se puede ir al colegio sin papel y sin lápiz. Así que en mi primera visita, le dí la mano al doctor y me abstuve de él y de su consulta, me dediqué a dibujar y a plasmar mi realidad, en su mesa, delante de él, lo tomé como un examen o un control. Se lo enseñe con orgullo, sonrió, tomó apuntes de lo que me pudo sacar hablando y me envió a la habitación.

H.II 3 blog

  Muchas veces dibujaba lo que añoraba, lo que faltaba en el pabellón de aquel Hospital, de ventanas brindadas y puertas cerradas. Mientras creaba, realmente Doctor, no estaba en aquel lugar, ni en Barcelona, ni en este mundo. Daba la sensación de vivir en otra dimensión, vivía en mis propios dibujos. Y en el silencio, sólo se escuchaba el sonido de los lápices recorriendo el papel, o la música que escuchaba del walki mientras los demás enfermos dormían extasiados por los medicamentos.

H.II,4

  Otras veces dejaba bien reflejados mis estados a ánimo, cuando era grande, inmenso, el Rey de los reyes, o cuando estaba triste, dopado por los medicamentos. La euforia me hacía volar muy alto, estaba por encima del resto, saltaba, literalmente hablando, de alegría, de júbilo, todo era un éxito, vivía en otra dimensión.

H.II.5

  Con el color llegué a hacer crecer a un monstruo en forma de flor, con los ojos agrietados por el cansancio y el Haroperidol, ya que en el Hospital no lograron diagnosticar mi enfermedad. Fue al cabo de los años cuando empecé a tomar litio y empezaron los médicos a conocer mi gran problema y sobre todo el de mi familia y amigos, perdidos en mi mente, por entonces no formaban parte de mi realidad.

Bueno Doctor, poco a poco le seguiré enseñando más dibujos.

PD: Gracias.

Diego Latorre, Enero 2015

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s