Dibujos en el Hospital, III

dibujos H III, 1

Querido Doctor,

  La primera noche estuve solo en la habitación, anonadado por la visita a mi supuesto Picasso, un teniente coronel del ejercito retirado, en silla de ruedas, muy mayor, realmente creí que era el genio malagueño, se parecía bastante. Perdí, entre muchas cosas, la noción del tiempo, la lógica…y además, cada uno cree lo que quiere creer, pero eso ya se lo conté con más detalles, en la carta de la obra Naranja sobre Naranja. Al día siguiente me asignaron un compañero. Mi estado anímico me hacía comportar como un niño travieso, a veces me hacía perder el respeto y la educación. Así que, de vez en cuando, me dedicaba a hacerle bromas, más bien pesadas, no podía contenerme. Mi compañero trajo de su casa una pequeña televisión, cosa que yo odiaba, y en varias ocasiones por la noche, cuando éste dormía, me levantaba, encendía la tele y subía al máximo el volumen de su televisor. Seguidamente, como una bala, me acostaba de nuevo en mi cama y me hacía el dormido, el santo y el niño bueno, me dibujaba con una aureola en la cabeza, era tremendo. Cada vez se levantaba el pobre joven alterado por el ruido y apagaba el televisor, sin más, sin despertar mi fingido sueño, sin preguntas al día siguiente, apenas hablaba, sin malos rollos, seguramente estaba igual de mal que yo, pobre compañero, cuanto me arrepiento. Las monjas me llamaban la atención por el alboroto, la verdad es que lo mejor que podía hacer era crear, siempre me libraba de los conflictos. A los pocos días a mi compañero le dieron el alta.

dibujos H III, 2

  De nuevo era el rey de la habitación y dibujaba cualquier cosa que viera o sintiera, desde el Joker de una carta, hasta el vuelo de una mosca, siempre iba acompañado de mis colores. Marcaba el territorio con mis lápices, mis rotuladores, mis blogs. Invadiéndolo todo, la mesa donde dibujaba, las camas de mi habitación, en zonas comunitarias, en el salón, en el comedor…Incluso, las monjas colgaban mis dibujos por los pasillos y en sus departamentos, lo había invadido todo, verdaderamente me sentía un triunfador, pero en el mundo de la locura. Hubo un enfermo que me ofreció un considerable dinero por alguna lámina, pero siempre me negaba a eso, mi obra estaba por encima del dinero, lo veía sucio, no tenia sentido vender lo que más amaba en esos momentos, mi refugio, mi libertad, mi universo.

Dibujos H III, 3

  La enfermedad me bombardeaba con millones de pensamientos que martilleaban mi frágil mente destrozada, pero los medicamentos ayudaron a soportarlo, todo el día iba flipado. A veces razonaba más que otras, pero nunca le encontraba lógica a la realidad, así que me perdía en mi imaginación. Las ventanas blindadas y las puertas se abrían cuando creaba, me deshacía de las zapatillas de hospital, de la bata, del pijama de rayas, estiraba las alas y de un salto empezaba a volar y me escapaba de aquel lugar. Viví momentos gloriosos, a través de mis humildes dibujos, que cualquier niño podría hacer, por eso les tengo mucho cariño, por su sencillez. Podía convertirlo todo en Amor, regando con mis colores, creaba mis propias ilusiones, mis deseos… Esta colección la creé sólo y exclusivamente para lograr mi paz, para huir de aquel embrujo que poseía a mi mente, para no estar solo en el hospital, aunque la familia y los amigos no me dejaron de visitar.

PD: Gracias Doctor Joaquim Solà, por todos estos años, me va a costar encontrar un profesional como usted. Es una gran persona, suerte en la vida y, si me lo permite, aunque se haya jubilado, le seguiré escribiendo. Le llamaré, un abrazo.

Diego Latorre, Enero 2015

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s