Ventana

 

Ventana blog

Diego Latorre, 1997. Blanco de España, látex y pigmentos sobre lona. 35×23. Vendido

 

          “En mi pequeño destierro algunas veces miento” 

         

           .   La luz del sol entra por mi ventana y salva mi pena.

           .   No quedan Héroes en la ciudad azul y gris.

           .    El sueño parece eterno en el jardín de tus ojos.

           .    Psiquiatras y Artistas luchan  por la razón.

           .    Un grupo de Jóvenes va a salvar el Mundo.

           .    El Amor es el horizonte quemado y abatido.

           .    Mi yo se ha largado con otro.

           .    El interés mueve el centro del universo.

           .    La Muerte ya no me da miedo.

            .    Se me secaron las lágrimas y a veces las añoro.

            .    Nazco, vivo, muero, miento y  resucito.           

 

 

      Diego Latorre    Noviembre  1997 

Días de Lluvia

 

Días de Lluvia. blog

Diego Latorre, 1995. Yeso, látex y pigmentos sobre lona. 89×130.

   Ya es media noche y caen chuzos de punta en la calle. Los rayos de la tormenta iluminan las paredes de mi cuarto y San Pedro como loco cambia los muebles de su casa sin ningún miramiento. Las calles son canales de agua que lucha por morir al mar de mi ciudad.

   Siempre que llueve así me vienen recuerdos de infancia de cuando llovía igual y el olor a tierra mojada me lleva a introducirme aun más en imágenes, vivencias y sueños de cuando era chaval.

 Tengo una linterna y unas velas preparadas por si viene otro apagón. Presiento que estos días de lluvia cambiaran el rumbo de mi pintura, se me han refrescado las ideas.

 Ha entrado agua por la puerta del patio de luces, la cosa parece que se pone fea. Las palomas buscan cobijo como pueden debajo de las tejas, y en las cornisas de las ventanas se ve algún que otro gorrión huyendo de chaparrón.

 Que estos días de  lluvia se lleven a los que no escuchan los gritos de  la Tierra y sirva para regar los campos, sin hacer daño. Que sirva para regar las macetas de las plantas, de las ramas, de las flores, de los sueños de la vida.

Me gusta cuando llueve muy fuerte.

Diego Latorre,    Noviembre  1995

La Rabia del Desamor

la-rabia-del-deshamor1

Diego Latorre, 1995. Blanco de España y látex sobre tablón reciclado.96×80.

Los Astros fueron infavorables y ahora soy: un trapo sucio, unos calcetines rotos,  la colilla de un cigarro, basura, el polvo de los muebles de mi casa, mi verdugo, el amargo de mi café,  el ruido de las motos en la noche, el aire podrido de mis fábricas, el desamor en carne y huesos, la Rabia de un perro, un dolor de muelas, el globo pinchado de un niña, la raspa de un pez, el filo de una navaja, el sueño incumplido de un niño, el gallo de un cantante, el sueldo de un pensionista, un reloj chafado, una brújula sin aguja, una bombilla fundida, un negocio sin dinero, un móvil si cobertura y por último, no soy nada.

Diego Latorre   Mayo 1995.

Riego

 

Diego Latorre, 1996. Blanco de España, látex y pigmentos. 146×114.

Martes Triste

 

Diego Latorre, 1993. Caseína, nogalina, látex y pigmentos sobre lona.

     Martes triste porque un día tendré que morir y mis sueños se esfumarán. Porque estoy sólo, como único soporte, mis huesos, la carne y mi piel. Porque existen las guerras y las injusticias  que gritan pero nadie escucha. Porque hoy es Martes y he llenado la despensa para que de nuevo el próximo Martes tenga que llenarla otra vez. Porque la Vida es una lucha constante. Porque mi boca tiene sed de otros labios. Por que todavía no he amado de verdad a una mujer.

Diego Latorre  Diciembre 1993.