Vistas al Interior

Diego Latorre, 2007. Blanco de España, látex y pigmentos sobre D.M. 60×60.

Anuncios

Colección de Musas

Diego Latorre, 2007. Collage, blanco de Espana, látex y pigmentos sobre D.M. 34×122.

Hoy no Estoy

 

Diego Latorre, 2007. Blanco de España, látex, pigmentos y collage sobre madera. 80×200.

Amor Collage

 

Diego Latorre, 2007. Collage, blanco de España, látex y pigmentos sobre D.M. 42×162.

      

                                                               Detalles

  Desde el día que te conocí hasta hoy, han caído miles de chuzos de punta sobre los tejados de mi olvido. Lo han destrozado por completo, ha desaparecido. Han asesinado por la espalda, con sigilo, a miles de granos de arena de los valles de mi desolación. Ha llovido fuerte, ¡muy fuerte!. Se han perdido en el paisaje de tus ojos los cuervos rojos de mi euforia y la hierba amarga de mi depresión. También han crecido enormemente las flores de las macetas de mi morada, donde ahora se aprecia la vida, mi paz, la luz.

  Mientras tanto la tierra grita, destrozada por haber perdido su dignidad. Se siente sola, dolida por su cáncer, atada de pies y manos a su enfermedad. Y el hombre, como si con él no fuera, siempre pensando en sus cosas, “¿qué vamos a hacer si no?”.

  Abro la puerta de mi fábrica y veo en el interior tu mirada. Me atrapa y me conduce una vez más, al mundo de mis sueños, al país de la imaginación. Termino una historia de amor con collage, blanco de España, látex y pigmentos. Firmo la obra, la contemplo, la admiro un rato, te admiro y te amo.

Diego Latorre, Febrero 2007

El Dinero de los Dioses

 

Diego Latorre,  2007. Collage, blanco de España, látex y pigmentos sobre D.M. 62x18o.

  La línea Fusiones y Realces se empezó a cuajar con la idea de fusionar todas mis técnicas en una. Utilizando el fondo de cada obra para adherir cualquiera de mis estilos personales. Con un realce o churro, compuesto básicamente de Blanco de España, látex y pigmento. Creando una papilla que se vuelca sobre el fondo ya terminado, a través de una manga pastelera. Dando el sello y la marca con diferentes formas, estructuras…

  Es una línea muy elaborada y aunque no logró unificar todos mis estilos, fue la más prolifera por entonces.

  Nunca cierro las puertas a nada y menos a mis antiguos proyectos. Estoy convencido de que éstos, no tienen fin. Se que hay cuadros de muchas de mis series sin hacer, deambulando por los rincones de mi estudio, pidiendo a gritos ser creados.

 Casi siempre vuelvo a las técnicas personales de mis líneas, incluso a aquellas que pintaba cuando era muchísimo mas joven, por no decir un niño.

  Si los Dioses dejaran caer el dinero del cielo, los pobres, automáticamente perderíamos las manos, los pies, los dedos…

  Tú bien sabes que el dinero no es lo más importante, ya que lo somos nosotros, las personas.

 Por lo visto ésta es la sociedad del dinero, como dice tanta gente, el único Dios verdadero.

  Por cierto, el cuadro está a la venta, ¡¡precios anticrisis!!

Sigo soñando contigo, como siempre, en nuestros proyectos. Y cada vez estoy más seguro de mi mismo, porque te tengo a mi lado.

 

Merci, t´estimo.

 

Diego Latorre  Octubre  2007

La Dama Enamorada

Diego Latorre, 2007. Blanco de España, látex, pigmentos y collage sobre madera. 65×40. Colección Emi Blasco.

Estudié formación profesional por equivocación, alternándolo con mi trabajo como joven lampista. Aprendí lo justo para ser autosuficiente. Luego desde 1992 al 1997  estudié en la EADT, compaginándolo otra vez entre tubos, silicona y destornilladores. Estuve, dos años por oficial y el resto por libre, no me hacían falta las notas ni los reconocimientos. Por desgracia, y por dejadez he leído poco, aunque eso si, buenos libros. Tampoco de niño no lo vi en mis padres, de origen humilde y trabajador. La única universidad que conocieron era la de luchar y sacar los dientes , para llevar hacia adelante a sus hijos, a salvo, al mejor cobijo.

He de reconocer que incluso no se escribir correctamente, la musa y el corrector de Word se encargan de mis tachones y de un “miyon” de faltas en mis cartas que sólo las entiendo yo. Pero le pongo ganas para contaros las historias de Amor y Odio, Paz y Guerra de un personaje que habita en la jaula de mi cabezota. Que sueña y lucha por salvar su mundo pintando o con piedras. Cuenta lo que ve a su alrededor y lo que siente por dentro. No puede solucionar todos sus problemas solo. El personaje necesita ayuda de la Musa y de su amigo peludo, de todos sus amigos, de su familia… A ellos les doy las gracias y un millón de besos, por ayudar a poner en marcha cada día y cada noche la fábrica de sus Sueños.

Destapo la jaula de la imaginación y pinto durante toda la noche, acabo con las manos manchadas de blanco de España y pigmento verde. Me sitúo delante de La Dama Enamorada gatuna que me observa, me admira y me ama. Como yo a ella.

Espero que  acabe de sonar una triste canción de Sabina que me hace reflexionar y analizar el dia.  Se acaba, apago el equipo, me lavo las manos, y me voy a dormir que son las cuatro y cuarto de la mañana.

Bona Nit ¡¡¡

Diego Latorre     Febrero  2007