Venus en el Mar

Diego Latorre, 2008. Pasteles y Pierre Noire sobre papel. 50×70. Vendido

Anuncios

Cena con el Rey

Diego Latorre, 2008. Pasteles y Pierre Noire sobre papel. 33×46.

Niña de Mar

Diego Latorre,  2008. Pasteles y Pierre Noire sobre papel. 27×27. Vendido

Desde mi estudio se ve claramente el mar, los campos de cultivo, las carreteras y un gato en la acera. Se aprecian muy bien las fábricas de Repsol cerca del Morell, su humo podrido, la luna y las antenas. Se puede observar los tejados de las casas, el cielo y como defecan en las cornisas las palomas mensajeras.

De la obra surge una niña en el mar, unos ojos, una espera. Y en la calle se cuece en una olla, el bien y el mal, con amores y peleas. Los borrachos de las farolas dan vueltas y vueltas hasta vomitar en paz, con cara de felicidad pasajera.

Tu fuiste niña de mar al igual que la protagonista de mi dibujo. Eres el color vivo que surge del papel blanco y desierto. Lo llenas todo sin pedir nada a cambio. Tu eres mi pintura, es decir, mi filosofía, mi religión, mi vida entera.

Diego Latorre,      Marzo  2008

 

Good Night, Emi¡

 

Diego Latorre, 2009. Pasteles sobre papel, 35×50.

 Entre la hipoteca, los créditos personales, el mecánico, el dentista y otros inconvenientes representados en forma de tiburones, ¡no nos dejan dormir en paz!. No nos queda mas remedio que armarnos con pistolas y esperar a que el sueño oculte la realidad.
  En el fondo se ve una fábrica vomitando su correspondiernte chorrito de veneno. Y una ciudad fantasma sin personas, todos han marchado lejos, huyendo.
Pronto nos dejarán apagar la luz y dormiremos, rezando a Santa Crisis. Rogando a todos los inútiles Dioses, para que al despertar acabe todo de una santa vez.

No creas realmente todo lo que te digo, tu sabes que nuestra realidad es el Amor. Lugar muy lejano al mar de mi dibujo. Aunque día a día tenemos que superar los obstáculos impertinentes, también día a día ¡te quiero más!.

Good Night, Emi!

Diego Latorre,   Marzo 2009

Sueño entre Nubes

sueno-entre-nubes-blog

Diego Latorre, 2008. Pasteles y Pierre Noire sobre papel, 35×35.

 

Sueño con un mundo alojado en el vacío, que se sustenta con las raíces que brotan de las aguas y las tierras de caobina y pigmentos, de colores guarros, desgastados y  faltos de poesía. Que inundan a través de las ventanas de mi mundo, las casas, los hombres y las ratas de alcantarilla. Y en la calle tiemblan los pintores de colores y las musas gritan de espanto al mirar las facturas de las hipotecas, los créditos y demás olores putrefactos. En mi mundo transitan los insectos, parásitos de los cuellos hermosos, tiernos y jugosos, radiantes por llenar sus grandes barrigotas de guerras que asolan las últimas flores de las aceras. Y en el horizonte, un cielo gris arrasa con todo.

Contigo, en los campos brotan las almas de los grandes artistas, llenas de energía radiante y no  muy lejos de aquí se intuye una  agradable sensación de optimismo y alegría porque contigo los pintores de colores vomitan a rienda suelta por la calle  a las casas  y a las ciudades  sus gamas y destrezas para poder convertir mi sueño en mi realidad. Y yo en otra nube, en lo mas lo más alto del cielo de la noche  admiro tu  paisaje, tu sonrisa y tu presencia.

Diego Latorre,  2009.      A mi Emi.