Pasos

Pasos blog

Diego Latorre, 2014. Polvo de mármol, calcetines de lana gruesos, látex, caobina y pigmento sobre tela.46×38.

Querido Doctor,

  Camino descalzo, con los ojos en los pies, soy una criatura terrenal, no suelo despegarme del suelo, y éste, no lo cambio por ningún cielo imaginario. Creo en los pasos que piso, en el amor que recibo, en la ilusión por vivir, creo en los míos y creo en mí, sólo mientras viva.

  Ronca y resopla Almoster, mientras, estallan las estrellas en el cielo, la noche es hermosa, estamos a finales de octubre y parece pleno verano, ¡¡ésto es un sin Dios!!. En la calle hay una pelea de gatos callejeros, francamente, los maullidos parecen llantos de bebes. Es espectacular, se tiran horas y horas de riña, hasta que resuelven sus problemas de gatos, que no son pocos. Todos tenemos que comer, dormir, todos tenemos que luchar, continuamente, con los que nos defendemos y con los que atacamos. Poca diferencia tenemos con los pequeños felinos, bueno, ellos tienen mas valor, se dicen las cosas a la cara, defienden su territorio, sacan las uñas y entregan incluso su vida por su razón, brutal. Si el pueblo de este país fuéramos gatas y gatos, se iba ha enterar este injusto gobierno de Rajoy. Suerte que también existe buena gente en la política , espero que éstos hagan bien su trabajo y acaben pronto con esa bandada de cuervos.

  Me dejo de monsergas, me disfrazo de aprendiz de pintor, preparo los materiales y me lanzo hacia el vacío que provoca el blanco del lienzo. Aparecen mis pasos, mis pies, mis ojos, la caobina, polvo de mármol, unos calcetines de lana gruesos, para dar volumen a los pies, látex, pigmentos y todo el cariño del mundo. Bajo el telón, cierro la función, bajo a la habitación, beso a la musa y a dormir que es muy tarde. Bona nit.

P.D: Gracias Doctor, por soportar mis cartas, por ayudarme, en lo que ha podido, y por ser siempre honesto y honrado conmigo.

Diego Latorre Octubre 2014

Ciervo Solitario

Ciervo Solitario blog

Diego Latorre, 2014. Polvo de mármol, látex y pigmento. 146×114.

dc1   dc2

dc3   dc4

Querido Doctor:

  Me pongo, como de costumbre, a dedicar unas palabras, como ya sabe, a la reciente y fresca creación. También lo hago, fundamentalmente, porque me gusta expresarme, de cualquier modo, por ordenar mi universo, por olvidarme de mí, no hay quien soporte mi ordenador más personal, y por hacer más entendible la obra. Aunque, a veces, me voy por los cerros de Úbeda y ni tan siquiera hago una referencia sobre mi trabajo.

  La vida sigue pasando en Almoster, a doscientos cuarenta y tres por hora, la agujas de los relojes, a no ser que éstos hayan quedado sin pilas, enfurecidas, no dejan de girar, girar y girar, no existen Dioses que los haga parar. Nos hacemos mayores Doctor, como lo hace el mar, aunque el libre pensamiento no tiene edad, a no ser que lo frene una enfermedad. Por desgracia la vida está llena de ellas, de dificultades, de imposibles, de laberintos sin salida… Pero, no sé porque, los buenos momentos eclipsan a mis tormentas, bueno, más bien, han aprendido a convivir. Las heridas se curan y con el tiempo dejan de doler, pero siempre queda la cicatriz y no es necesario olvidarla, son parte de mí, me acepto como soy, y por supuesto, no me cambio ni por el rey.

  El ciervo solitario me mira a los ojos, y en los suyos, veo reflejada mi soledad, la de hace muchos años, por suerte. Cuando vivía en silencio, sin amparo de ninguna Luna, de ningún planeta, sin el amparo de los Dioses miserables, cuando los astros me eran infavorables.

P.D: Doctor, Emi sigue regando las macetas de mi morada, a su lado tan solo veo los buenos momentos, los días de sol. Saludos.

Diego Latorre, Septiembre 2014.

Jornalero

Jornalero blog

Diego Latorre, 2014. Polvo de mármol, látex y pigmentos sobre lona. 146×114.Vendido

Detalles

d.1 d.3

d.5 d

Sin título - 4

Querido Doctor,

  Mi padre, entre otros oficios, y en su juventud, fue jornalero de tierras, de sombrero de paja, de ala ancha, para evitar los rayos del sol. Recolectaba aceituna, esparto, algodón…en la provincia de Jaén. Sudaba por los suyos en el oficio que hiciera falta, para que nada les faltara, fue monstruoso como trabajador y nunca se le cayeron los anillos. Soportó, por desgracia, alguna que otra vez, el, tu sí-tu no, de los señoritos terratenientes. Se dejaba la piel en los campos a pleno sol y en invierno, contaba, que por mucho que tratara de juntar las puntas de los dedos de las manos, intentando formar, la figura de un huevo, nunca lo conseguía, del frió que pasaba en las manos recogiendo las cosechas, desde los primeros, a los últimos rayos del sol. De las miles y miles de hectáreas, a él no le pertenecía ni un solo centímetro, mas bien, ni un milímetro cuadrado, el tan sólo se dedicaba a trabajar y a trabajar… a regar con sudor aquellos campos sin Dios, por un miserable mendrugo de pan, es una manera de hablar, por entonces, ese fue su destino. Así que tuvo que emigrar por dar mejor vida a su familia, un futuro mejor para sus hijos, tuvo que abandonar la tierra que amaba, la misma que le vio nacer y crecer, ¿le suena de algo?.

  Los hijos y algunos de aquellos terratenientes fascistas, son los mismos que ahora imponen las leyes que les convienen. Prefieren un pueblo fácil de domar y realmente nos tienen aterrorizados, con contratos precarios, privándonos de la sanidad, de la enseñanza…Prefieren torturar al pueblo y convertir este bendito país en un corral de ganado ovino, para sacarnos la lana, la leche, el costillar… Tratan, por todos los medios, que volvamos a ser jornaleros, explotando al trabajador por un miserable sueldo. Y encima tenemos que estarles agradecidos, como los pobres de la posguerra ante el maldito señorito.

  Espero que algún día cercano, en este país, el fascismo sea abatido, destruido, que sufran los culpables todo lo que están haciendo sufrir a su pueblo. Que sufran como sufrió mi madre, mi padre y mis abuelos.

PD: En esta obra trato de reflejar la esencia de lo que fue mi padre, un hombre honesto, sencillo y generoso, le sobraba lo que les faltaban a otros, corazón. Saludos.

Diego Latorre, Agosto 2014

Fish Revolution

Fish Revolution blog

Diego Latorre, 2014. Polvo de mármol, látex, pigmento, yeso y caobina sobre lona. 60×60.

 

  Hay PPSOE de mi vida…, sois capaces de aliaros para luchar contra un pueblo que pide a gritos justicia y que empieza a apretaros las tuercas, aquí huele a revolución. Tenéis miedo y se os ve el plumero. Tenía ganas de veros en semejante estado, se palpa vuestro nerviosismo, aunque haréis todo lo posible para que el pueblo no se levante y pida lo que le corresponde. Espero que sean fallidas vuestras artimañas espero que el pueblo gobierne, eso es lo que más os dolería. Habéis escupido y maltratado a la democracia y a la gran mayoría de personas que viven en ella y ya es hora de que el pueblo tenga justicia, de que el pueblo tenga voz.

Querido Doctor,

  Hoy, el día más álgido de una ola de calor que arrasa a Almoster y al resto del país, me decido a pintar una nueva obra. Chancho, nuestro gato, espatarra todo su cuerpo por el suelo buscando las mil y una posiciones para estar más fresco, la tierra pide desesperadamente H2O. Piense que el taller lo tengo instalado en la planta de arriba de la casa, justo debajo del tejado, es el verdadero infierno, y sin aire acondicionado, es de locos crear en esas condiciones. Preparo las mezclas para el fondo, vuelco el color y el sudor sobre el lienzo y lo dejo secar. En invierno suele tardar de tres a cuatro días pero hoy en tres horas está seco, esa es la única ventaja. Regalo unos peces en forma de cordón y los coloco como broche del resultado final. Firmo la obra, la archivo, la cuelgo en el blog y en Facebook, como siempre. Quiero que el mundo conozca mi trabajo, evidentemente la obra no tendría sentido sin público. Trabajo para las personas, merecen lo mejor de mí, todos necesitamos lo mejor de nosotros, necesitamos un mundo mas digno y tengo muchas esperanzas porque pronto, en este país, se respire mejor.

P.D: Nos vemos en Julio.

Diego Latorre, Junio 2014

 

Insect Revolution

La Rebelión de los Insectos,blog

Diego Latorre, 2014. Yeso, polvo de mármol, látex, pigmento y caobina sobre lona. 60×60.

Querido Doctor,

  Esta es la obra nº 18 de la serie Trozos de mí, poco a poco va encontrado su rumbo, si es que tiene alguno. Almoster duerme y mis cinco sentidos, no. Preparo el bastidor y, una vez más, me lanzo al vacío sobre la tela. En ésta serie de obras, lo que cambia en cada cuadro, es el fondo, el nexo es la última capa, la sitúo en forma de cordones de polvo de mármol, látex y pigmento, sobre los diversos fondos que   experimento.

  Termino la obra, la firmo, apago las luces del taller, cierro la puerta y me dirijo, como cada noche, a la terraza. Se pueden apreciar las luces que emiten los pueblos, las ciudades y las fábricas que observo desde lejos. La luna se luce en cuarto menguante y las estrellas no dejan de brillar.

  Una bocanada de aire fresco entra por las ventanas de un pueblo abatido, por un gobierno sin razón, sin corazón. Un grupo de jóvenes se las ingenian para iniciar una revolución, quieren un cambio brusco , no pueden soportar más humillación. Si son lo que prometen, me uno al carro, sería la mejor opción, ya está bien de tanta mierda, de tanto descaro, de tanto abuso…Estos jóvenes merecen un voto de confianza, si todo sale como soñaba, ¡¡¡el pueblo tendrá voz!!!, de momento, el enemigo tiene miedo, eso es un punto a favor. Más que miedo, ¡¡¡están acojonados!!!, no soportaran que un partido que mire para el pueblo tenga poder y ahora lo tienen grave, espero que pronto dejen de mamar, que pronto se les cierre el chorro y que pronto nos dejen en paz.

PD: Doctor, claro que Podemos, ¡¡¡VIVA LA REVOLUCIÓN!!!.

Diego Latorre, Mayo 2014.

El Baile de las Medusas

El Baile de las Medusas blog

Diego Latorre, 2014. Polvo de mármol, yeso, látex, pigmentos y caobina sobre lona. 100×81.

Querido Doctor,

   La serie de obras Trozos de Mí, sigue su curso, su evolución. Los colores son más vivos pero la técnica es básicamente la misma.

   La música suena, las flores gozan de su belleza, en su máximo esplendor, y un aire cálido recorre todas y cada una de las calles de Almoster, augurando el inicio del verano. Sigue pasando la vida, lo veo en mis canas, pero a pesar del tic-tac de los relojes, soy feliz por crecer, como persona y como artista. Aunque considero que siempre seré aprendiz, queda mucho por descubrir, soy consciente que nunca lo sabré todo sobre mi oficio. La vida no deja de enseñar, cada día que nace es una nueva lección.

PD: De política, esta noche, prefiero no hablar. Nos vemos pronto.

Diego Latorre, Mayo 2014.

 

Acqua

aqua blog

Diego Latorre, 2014. Yeso, polvo de mármol, pigmento, látex y caobina sobre lona. 116×89. Vendido

 

. d1 aquad4aquad2aqua d6aquad8d9aqua d10aquad11aqus

Querido Doctor,

  Aunque lo veo imposible, ojalá que el aire que respiramos algún día sea aire, principalmente, nitrógeno, oxígeno y argón. Y que el agua fuera, tan sólo, H20.

  Demasiados peces mueren enredados entre desechos del ser humano, cuerdas, plástico…por todos los mares del mundo. No hace falta poner imágenes reales, no quiero que, al que tenga algo de sensibilidad, provocarle algún dolor. Lo explico con cordones de polvo de mármol y látex, simbolizando el enredo sobre los peces. Éstos surcan sobre un fondo donde las aguas de la pintura crean auténticas calas, rocas, espuma, agua. El azar es partícipe en cada paso de la ejecución, al igual que la música que escucho del transistor.

  Se ha hecho la noche en Almoster, termino la obra, la firmo, apago las luces del taller, me dirijo a la terraza y me quedo un rato mirando las estrellas. Invoco a todos los dioses para que nos libren, de Rajoy, de sus secuaces, de todo tipo de comadrejas e incluso, de la Santa Madre Iglesia. Para que nos dejen en paz, para que podamos decidir que hacer con nuestras vidas, para que nos devuelvan todo lo que nos han arrebatado. Bajo las escaleras, entro en la habitación, beso a la musa dormida y me dirijo al otro lado del colchón, desconecto mi ordenador más personal y me pongo a dormir. Bona nit.

PD: Doctor, se que muchos que requieren de su atención, este mundo está lleno de locos que gobiernan países, ciudades, pueblos…Éstos son difíciles de curar ya que no quieren aceptar su enfermedad.

Diego Latorre, Abril 2014.

 

Ojo en Mano

Ojo en Mano, blog

Diego Latorre, 2013. Polvo de mármol, acrílica y caobina sobre porexpan. 75×60.

  Querido Doctor,

  El gobierno, los sindicatos, los banqueros, la monarquía, los grandes empresarios y el clero, creo que no me dejo ningún pajarraco, se dedican a mentirnos, a robarnos y a reírse de todo el pueblo. Mientras, desde Almoster, preparo las herramientas, los colores, bolígrafo y papel y me decido a crear, que es lo mío. Más quisiera ser yo Nelson Mandela, que en PAZ descanse, pero me he de conformar con mi personaje.   El país necesita libertadores, soñadores, esperanzas, no necesita serpientes ni sanguijuelas, ¡¡el pueblo quiere reír!! y por el televisor tan sólo emiten mentiras, terror. La situación cada vez va a peor y no me extraña, es algo que estaba preparado a consciencia, quieren volver al país del señorito, a la esclavitud que tuvieron la mayoría de nuestros padres en la posguerra. Si tenemos que esperar a que estos delincuentes tengan compasión con nosotros, estamos acabados. Ojalá que en cada país reine un Mandela, ojalá que en cada país el pueblo luche por ser  libre, ojalá  que en este país, para operarse del corazón, no se tenga nunca por delante una larga lista de espera. Tan sólo ¡¡queremos vivir!!, pero no, ellos no nos dejan en paz. Lo siento, cuando me pongo a escribir no se me ocurre otro tema. Le prometo que ésto no sale sólo de mí, lo escucho en la calle, en el autobús, en los bares…, son cosas que la mayoría de gente comenta, espero que algún día se forme una revolución, porque lo merecen, en toda regla.

PD: Nos vemos en Enero, saludos.

Diego Latorre, Diciembre 2013.

Noche con Peces

Noche con Peces, blog

Diego Latorre, 2013. Polvo de mármol, látex, pigmentos y caobina sobre lona. 116×116.

Querido Doctor,

  Sigo vivo y coleando, de mi cabeza brotan peces, símbolo de vida. Hace un hermoso día y por los pasillos de mi morada se esconden los duendes de mi pintura. Me pierdo en el autorretrato y seguidamente me concentro en los últimos detalles. La caobina no se ha secado del todo y entre las texturas aún fluye, como  un río, buscando la calma. Por la calle se escucha el verano entre el murmullo lejano de las gentes, el silencio abrasivo del sol y en el cantar de la infinidad de aves que habitan en Almoster.

  Termino la obra, firmo y doy gracias a la vida por darme las armas para luchar y crecer en el fascinante mundo del arte. Me siento grande, pintando el mundo se me hace más pequeño. Pienso que el arte me mantiene vivo, es mi refugio contra la lluvia, un bien que por lo general viene acompañado de una reflexión sobre nuestra existencia.

  Apago las luces de mi taller, el astro rey duerme, mientras, una luna llena gobierna con honestidad sobre los campos de avellanos y olivos mi pueblo. Bajo a la habitación, beso a la musa dormida, me introduzco en la nave de los sueños y analizo el día en media hora. Duerme mi cuerpo, mientras, mi ordenador más personal sigue su trabajo, tal vez, creando ideas para el próximo cuadro.

  Y en la noche, mientras duermo, por las calles desiertas, las flores de las aceras sobreviven, luchando contra el cemento y parte del cielo está arrasado por los malos humos de las chimeneas de las fábricas. Éstas nunca se van a dormir, no descansan y en vez que crear, ¡destruyen!, no les importa manchar con veneno a la luna, tan solo piensan en el dinero. Bona nit!

Fábricas

PD: Deseo para todos un mundo mejor, gracias por estar ahí.

Diego Latorre, Julio 2013.

Pinto el Sol y Brotan las Flores de las Aceras

Pinto el Sol y Brotan..

Diego Latorre, 2013. Yeso, látex, caobina y pigmentos sobre lona. 73×73. Vendido

Querido Doctor,

Esta obra ha estallado en mis sentidos, es una explosión, un vómito mental, gotas de pintura y yeso, expuestas sin ningún tipo de rencor, busco la paz en mis obras entre las guerras de este ajetreado y loco mundo. El amarillo es un grito, latente, imborrable, eufórico, que llega a mis ojos de una manera estridente. Algo parecido al sonido de armónica de Dylan, que en este momento suena por mi transistor, chirrea y pincha en la piel de gallina, entre la armonía, la revolución y el canto roto de su voz.

La serie Trozos de Mí sigue su evolución, jugando con los fondos, experimentando, como si fuera la primera y última vez que lo hiciera.

Los pájaros de Almoster duermen en una noche fría, a pesar de ser primavera, pronto iré a dormir. Trato de pasar el tiempo escribiendo, me sirve para ordenar mis ideas.

Pinto el sol y brotan las flores de las aceras, ellas si que tienen mérito, por mucho hormigón y por mucho que las fumiguen,  siempre vuelven a brotar, ilesas y victoriosas. Se enfrentan a muerte, sin apenas tierra, contra todas las inclemencias, son símbolo de lucha, de vida, de victoria…

PD: Confío en usted, saludos.

Diego Latorre,  Abril del 2013

Aquí le dejo con Enredado en el Azul de Dylan y su armónica, que la hace vibrar al final de la canción, no tiene desperdicio:

Almoster

Almoster blog

Diego Latorre, 2013. Polvo de marmol, látex y pigmentos sobre madera. Diámetro: 98 cm.

  En mi pueblo no existen semáforos, reina la paz e impera el silencio.

  Hace unos días tuve una agradable visita, vinieron a ver mi obra, gran parte del pleno del Ayuntamiento de Almoster:  Àngel Xifré, alcalde de Almoster, Albert González, segundo teniente  alcalde, regidor de urbanismo y obras públicas, Coia del Rio, primera teniente alcalde, regidora de cultura, juventud y deportes, Noelia González, regidora de educación, servicios sociales, salud y turismo y Paquita Pàmies, regidora de vía pública y medio ambiente. Gracias a ellos podré cumplir un pequeño sueño, exponer en mi pueblo, hace siete años que vivo en él y ya tocaba. Hemos acordado una exposición en una sala del ayuntamiento coincidiendo con las fiestas de San Miquel, en septiembre, ya os iré informando.

Diego Latorre, Abril 2013

Autorretrato con Litio

Litio-Man blog

Diego Latorre, 2013. Polvo de mármol, yeso, látex, pigmentos y caobina sobre lona. 65×54.

  Querido Doctor, he crecido entre psiquiatras y medicamentos, entre la oscuridad y la luz más intensa. He creado ríos de lágrimas de alegría, y de pena, he escalado montañas, las más altas y he cruzado océanos buscando caminos misteriosos, inacabables, inimaginables para el hombre cuerdo.

  Busqué el amor debajo de las macetas, en el agua, en el fuego…, y entre las cenizas, la musa apareció y cambió de nuevo el rumbo de mi destartalado barco, con dirección a buen puerto.

  Doctor, no sé a donde me dirijo, pero ahora al menos tengo cubiertas las espaldas, con ella, con usted, con mis trabajos y como no, con miles de pastillas de carbonato de litio, entre otras. Aún así, bien sabe que vivo en la cuerda floja, pero ahora no me importa mi enfermedad. Soy feliz porque crezco rápido, porque miro hacia adelante, porque creo en mí, porque sueño alto, porque no me importa la muerte,  porque al final, ojalá, los ladrones del pueblo recibirán lo que merecen.

PD: Esta noche soy el loco que razona, entre cuerdos que cometen locuras y ahora se hacen los locos.

Diego Latorre, Febrero  2013.

Pez Sueño

Pez Sueño blog

Diego Latorre, 2013. Polvo de mármol, látex caobina y pigmentos sobre lona. 116×116.

Detalles:

det 1    det 2

det 3    det 4

det 5

  Querido Doctor, acabo de terminar una nueva obra, Pez Sueño, poco a poco voy descubriendo el polvo de mármol. Cambio las partes de agua y de látex y varío la temperatura de secado, de ésta manera surgen formas y texturas desiguales que enriquecen a esta serie de obras, siempre procuro que cada obra de la linea sea única, diferente.

  Mientras experimento en mi “laboratorio” y trato de buscar soluciones a problemas que surgen en mi oficio, el gobierno sigue con la suya. No paran, ni para almorzar, de incordiarnos, de robarnos y humillarnos, hacen muy bien su faena. No me queda otro remedio que bajar las persianas, encender una vela y a pesar de no creer en el royo patatero que siempre cuenta la iglesia, otros que tal bailan, tendré que ponerme a rezar pidiéndole a la virgen salir de ésta tormenta. Voy a ponerle un cirio a San Pancracio y rezaré tres ave marías por no enviar a todos los responsables de hundir éste país al carajo. Aunque en verdad donde deberían de estar es en la prisión con los demás delincuentes, han hecho mucho mal irreparable, lo merecen.

  En este enlace que he conseguido a través de facebook de un periódico alemán, sale escrito uno de los grandes delitos que han cometido Rajoy y sus secuaces, la vergüenza del país.

PD: Siempre hablo sobre lo mismo, soy hombre de costumbres y no puedo evitarlo.

Diego Latorre,  Enero  2013.

La Espera del Girasol

Diego Latorre, 2012. Polvo de mármol, látex y pigmentos sobre lona. 100×100.

  Querido Doctor, dibujo al libre albedrío, peces, un gran pie y un girasol esperando, al igual que yo, que cambien los tiempos, sobre un fondo creado básicamente con polvo de mármol. No me pregunte que relación tienen entre si estos elementos, ni porqué decidí utilizar más o menos caobina en vez de tirar más de pigmento, porque no lo sé. Tan sólo descargo emociones que he absorbido en el día, provenientes, por ejemplo, de la charla con un amigo o del  rayo de sol de invierno que calentaba mi brazo mientras iba conduciendo. Todo lo que me pasa es combustible, incluso los tristes días de lluvia o todo un vendaval de alegría que me lleve a ser el dueño del universo, para encender la caldera de mi fábrica de sueños. Soy como un receptor de energías, de ideas, un sensor de imágenes y luego lo vomito todo, sobre la inmensidad del blanco de la tela. Siempre trabajo cuando acaba el día, la noche guarda más secretos, se hace el silencio, la tranquilidad, la magia crece entre las sombras…Aunque no se preocupe, no soy un vampiro, simplemente me gusta pintar cuando duerme la gente de mi pueblo.

  El girasol no se cansa de esperar, sueña con una gran tormenta que cambie el mundo por completo, a mejor, porque lo merecemos, porque los que estamos ahora debajo necesitamos oxigeno, sanidad pública, cultura, esperanza, trabajo digno y respeto, todo lo que nos a robado este maldito gobierno.

P.D: Tampoco pido mucho, tan sólo lo que nos pertenece, ¡lo que merecemos!. Saludos.

Diego Latorre, Noviembre 2012.

Emi con Sol

Diego Latorre, 2012. Polvo de Marmol, látex, pigmentos y caobina sobre madera. 120×120.

  Querido Doctor, como una explosión, como cuando revientan las válvulas de escape por la presión, surgió Emi con Sol. Los días anteriores estaban repletos de dudas, de reflexiones obsesivas sobre la muerte, ¡días cargados de puñetas!, en mi taller se respiraba la confusión. Pero  mis obras de arte tienen una función, entre muchas, cuando salen resultados de mi agrado, es decir, cuando mis trabajos me sorprenden y creo que no los he creado yo, entonces, soy el hombre más feliz de la tierra, de los planetas y de las estrellas. Y si además brilla el sol y tengo, como siempre, a Emi en el corazón, mi locura se acentúa y me convierto en un nuevo Dios. Le pido poco a la vida tan solo quiero que cambie el planeta, para que gobierne de una maldita vez, la paz, el respeto y el amor.

PD: Nos vemos pronto, gracias por estar ahí.

Diego Latorre,  Noviembre  2012.

Musa con Gato

Diego Latorre, 2012. Yeso, polvo de mármol, látex y pigmentos sobre lona. 116×116.

  Querido Doctor, mientras Rajoy y sus secuaces luchan con todas sus fuerzas, “dejándose la piel”, por cambiar éste injusto mundo por otro mejor y a las ranas les crecen tres pelos largos y rizados en la punta de la lengua, yo me dedico a crear una nueva obra…

  El tema, como siempre, es la excusa para vomitar color, para mancharme las manos de pintura, siempre le digo lo mismo, pero es así. De la nada surge una musa, la mía, con un gato, el mío, cómo no, suelo pintar lo que tengo mas a mano de mis sentidos. Termino la obra, después de pelearme y haber vencido a todos los duendes de mi taller. Escondo el cuadro en un rincón y de nuevo me pongo a montar otro bastidor, pero eso es otra historia que ya le contaré. Tengo trabajo por delante, la exposición de Hospitalet está a la vuelta de la esquina y no pienso quedar mal, es más, ¡quiero  triunfar!, ¡quiero enamorar!.

  Doctor, trato de transformar en acciones positivas , la mala leche que se me pone cuando desayuno magdalenas y estoy viendo el telediario. Tratemos de pensar en positivo, en la esperanza, en los sueños cumplidos, porque todo éso, al igual que el mal, se contagia. Mejor pensar así, bona nit!.

P.D: Por cierto, tengo la tiroides muy alta, espero que eso no afecte a la regulación de sus medicamentos, ¿sabe algo sobre ésto?. Saludos.

Diego Latorre,  Octubre 2012.